miércoles, 28 de octubre de 2015

Invertimos la fundación de Roma.

Hoy hemos acabado la sección de Historia de Roma que nos han ocupado el primer evento más importante que consistió en la creación de Roma por parte de Rómulo. El contenido denso y extendido del capítulo me decía que debía invertir el mayor tiempo posible en el aula en guiar al alumnado en el proceso de aprendizaje y utilizar las herramientas más idóneas para tal fin. La web 2.0 nos permite extraer los contenidos del aula, llevarlos al entorno del alumno y que ellos aprendan a su ritmo y en cualquier momento. La ubicuidad del aprendizaje es una realidad que mediante el flipped classroom nos permite personalizar los objetivos para conseguir aprendizajes reales y consistentes.

La primera parte de la sesión consistió en la creación de un vídeo en el que incluí preguntas usando Edpuzzle y que posteriormente compartí en las RRSS, tales como Facebook, Twitter o LinkedIn. El resultado fue muy satisfactorio, a pesar de que incluí preguntas en la que la competencia digital del alumnado también se evaluaba: hacer una captura de pantalla del Monte Palatino usando Google Maps es un ejemplo de ello.
Una vez revisadas las respuestas y asegurarme de que habían visto los vídeos, creé un mapa mental con Goconqr.com que me sirvió para la tarea siguiente que ha consistido en la elaboración por grupos de trabajo de dicho documento en el que tenían que completarlo usando la síntesis y la economía lingüística para su creación.
Ha sido un trabajo muy motivador para mis alumnos que han sido testigos del proceso que llevó a Rómulo a ser rey de Roma. Me han necesitado puntualmente, pero en líneas generales se han organizado a la perfección y han sabido solucionar las pequeñas incidencias que surgieron. Desde un punto de vista lingüístico, han aprendido a redactar textos académicos (en este caso, mapas mentales) y adecuar el uso de la lengua al acto comunicativo.

Para la evaluación, he usado Plickers al final de la sesión. Se han mostrado motivados, decididos y ávidos por mostrar sus respuestas y, más aún, por conocer si sus opciones eran las correctas. El nivel de trabajo y de aprendizaje ha sido alto, tal y como muestran estas capturas del informe creado por la aplicación y realizado en clase tras acabar el mapa mental.

En definitiva, ha sido otra experiencia más que me demuestra que el epicentro del aprendizaje debe cambiar y situarse en el entorno del alumnado. Es muy gratificante cuando todos quieren participar y ver los vídeos (incluso los que no tienen acceso a internet), porque ven que con el enfoque flipped su aprendizaje se afianza y es de garantía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada